Instrumentalización de la mujer en política.

A escasos días de las elecciones generales, somos constantemente interpeladas, principalmente por los partidos mayoritarios, en esta campaña electoral. Desde que se hizo público que la mayoría de indecisas en el voto éramos mujeres, no hemos dejado de ser bombardeadas con propuestas específicas por dichos partidos.

Nos enmarcamos en un contexto histórico donde el auge del feminismo se constata con el aumento en número de organizaciones y colectivos feministas, además de en la multitudinaria marcha del 7N contra las violencias machistas, y, por supuesto, esto se ve reflejado también en los discursos de los políticos institucionales. En los debates, en las campañas, en los mítines, podemos observar a hombres abanderándose de la lucha de las mujeres, utilizando nuestra presencia en determinados partidos como armas arrojadizas contra la oposición. La apropiación del discurso feminista es palabrería detrás de la que se esconden verdaderas políticas machistas. Estas políticas machistas se han manifestado de múltiples y muy duras maneras durante el gobierno del Partido Popular. Cabe señalar la restricción de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres mediante la modificación de la Ley del Aborto, la no inclusión en las cifras de violencia machista de las mujeres que no son pareja o que no han estado hospitalizadas menos de 24 horas, los recortes en ayudas a mujeres víctimas de violencia de género, la violencia que se ejerce sobre las mujeres denunciantes desde unos Juzgados que poco tienen de especializados en violencia machista….

Y ahora, además, contamos con Ciudadanos, que, en su oferta de “cambio”, incluye la retirada del agravante de género que supondría no reconocer la violencia que se ejerce por parte de hombres hacia las mujeres por el hecho de ser mujeres.

Numerosos son los ejemplos de perpetuación de nuestra opresión en el seno de los partidos políticos, donde se dan casos de violencia machista silenciada, convirtiéndose así en reductos patriarcales con un discurso superficial. Una sociedad patriarcal que debemos trabajar por transformar radicalmente en todos y cada uno de sus aspectos en el que se engloban, por supuesto, las organizaciones políticas.

La apropiación del discurso feminista y su manejo al libre antojo por partidos inconsecuentes, supone también una dilución del mismo, lo vacía de contenido reivindicativo, pretende sustituir la lucha con reformas que pretenden la adecuación del feminismo a sistema de privilegios y al capitalismo más voraz.

Bajo estas políticas institucionales se encuentran los intereses económicos del capitalismo, de aquellos que se benefician de nuestra opresión, como dice Silvia Federici “el capitalismo ha obtenido y obtiene beneficio de lo que cocinamos, sonreímos y follamos”.

En el sistema actual, la única igualdad accesible es en el plano formal, en derechos y deberes y no la material, así que ponemos de manifiesto la contradicción de quienes se abanderan de la lucha de las mujeres, pero siempre en un marco capitalista.

¡No permitiremos que nos quiten el feminismo!

Anuncios

PAU nunca más invisibles

PAU nunca más invisibles

«La ignorancia de nuestra historia de luchas y logros ha sido una de las principales formas de subordinación.» Gerda Lerner

¿Alguien más se ha fijado en que en nuestros libros de texto de segundo de bachillerato, de más de 300 páginas, encontramos cientos de autores hombres y apenas ninguna referencia de mujeres de las cuales no se mencionan sus obras?
Estamos hartas de que se invisibilice y se obvie a miles de mujeres importantes de nuestra historia, de nuestra lucha, de nuestra cultura y de nuestra ciencia hasta el punto de que hayamos tenido que usar pseudónimos masculinos para que nuestro trabajo tuviese reconocimiento.
En las pruebas de acceso universitario PAU vemos una oportunidad para dar a conocer a algunas brillantes mujeres. Hemos elaborado dos listas de mujeres artistas y escritoras junto con su su respectiva corriente histórica.
Súmate incluyendo en el tema a desarrollar de Historia del arte o Lengua y Literatura ejemplos de mujeres históricas.

¡Nunca más invisibles!

HISTORIA DEL ARTE:
-Escultura del Renacimiento: Properzia de Rossi
-Pintura del Renacimiento: Sofonisba Anguissola
-Pintura barroca: Elisabetta Sirani, Artemisa Gentileschi, Fede Galizia
-Pintura del rococó: Rosalba Carriera
-Pintura del neoclasicismo: Marie-Guillemine Benoist
-Pintura del romanticismo: Marie-Éleonoer Godofroid
-Pintura del clasicismo romántico: Louise-Elisabeth Vigée-Lebrun
-Realismo y naturalismo: Maria Bashkirtseff
-Impresionismo: Lilla Cabot Perry, Berthe Morisot
-Cubismo: Maria Blanchard
-Expresionismo: Támara Lempicka, Margaret Keane

LENGUA Y LITERATURA
-Literatura del siglo X XVIII: Georgia Francisca de Santa Teresa, Teresa de Juvellanos
-Romanticismo literario: Rosalía de Castro- Follas novas, Carolina Coronado- El amor de los amores
-Realismo y naturalismo: Emilia Pardo Bazán- La madre naturaleza, La tribuna
-Modernismo y generación del 98: Gabriela Mistral
-Novecentismo y vanguardias: Ernestina de Champourcin- Cántico inútil
-Generación del 27: Ernestina de Champourcin- Cántico útil, Concha Méndez, Josefina de la Torre, Carmen Conde, Ángela Figueroa
-Teatro hasta 1939: Pilar Millán Astray- El juramento de la Primorosa
-Poesía a partir de 1939: Blanca Andreu, Ana María Moix, Gloria Fuertes
-Novela entre 1939-1975: Rosa Chacel- Barrio de maravillas, Carmen Laforet- Nada, Carmen Martín Gaite- Entre visillos, Ana María Matute- Primera memoria
-Teatro a partir de 1939: Ana Diosdado- Olvida los tambores
-Novela a partir de 1975: Rosa Montero- Te trataré como una reina, Lucia Etxebarria- Beatriz y los cuerpos celestes, Almudena Grandes- Las edades de Lulú
-Novela y cuento hispanoamericano segunda mitad del siglo XX: Guadalupe Nettel- Pétalos, Isabel Allende- La casa de los espíritus

AGRESIONES MACHISTAS EN EL FESTIVAL POR LA TERCERA REPUBLICA UAM

AGRESIONES MACHISTAS EN EL FESTIVAL POR LA TERCERA REPUBLICA UAM

El pasado viernes 15 de abril, varias compañeras feministas, dos de ellas integrantes de Akelarre, fueron agredidas por tres hombres en el Festival por la Tercera República en la Universidad Autónoma de Madrid.

Un grupo de chicas pidieron apoyo para dar respuesta a unos hombres que las estaban acosando. Se acercaron a ellas realizando comentarios calificativos sobre su físico e, incluso, comentarios sexuales como si querían hacer una orgía con ellos; a pesar de que las chicas les pidiesen que las dejasen y se marchasen.

Al buscar ayuda en otras compañeras, se acercaron a los agresores para dejar claro que no consentían esos comentarios en un espacio liberado de machismo y que se fuesen inmediatamente de allí.
La respuesta de los machistas fue agresiva, defendían su derecho de permanecer en el festival, mientras empujaban a las compañeras amenazandolas con que “no les tocasen ni un pelo”. Ante esta situación, las compañeras respondieron empujándoles para que dejasen de hacerlo ellos quienes comenzaron a agredirlas físicamente provocando moratones en la barbilla, el el cuello y en el pecho, lesiones en la mandíbula, el oído y un diente.
Consideramos muy importante destacar que, cuando respondieron a la agresión, muchas personas intervinieron agarrando a las chicas, pidiendo que se relajasen y que “no se pusieran a su nivel”; también escucharon decírselo a los agresores, lo cual supone criminalizar nuestra defensa y nuestra respuesta feminista, equiparándola a su agresión machista. También es importante analizar el hecho de que muchos de ellos, no se pusieron agresivos hasta que no golpearon a algún hombre. Y, por último, señalar el paternalismo y anulación que supone que fuesen hombres de la organización quienes expulsaron a los agresores, impidiendo que fuesen las propias mujeres que estaban allí las que lo hicieran.
Se vienen sucediendo en los últimos meses numerosas agresiones a compañeras feministas por el hecho de serlo, por luchar y responder a las violencias que sufrimos por mujeres.
Es inadmisible que también ocurran este tipo de comportamientos reaccionarios y misóginos en espacios políticos. Nuestro deber es garantizar la seguridad en nuestros eventos, no permitir que estos sean el lugar en el cual individuos puedan agredir impunemente, contando con la pasividad y, a veces, incluso con la colaboración de la propia organización.

¡Nos tocan a una, nos tocan a todas!

Comunicado de agresión a una compañera

Escribimos este comunicado para visibilizar y hacer una crítica pública al compañero del movimiento político de Alcalá, Ángel (@Esbarbarie_, @Mobilismemoriam).

Queremos señalar una serie de comportamientos machistas que se enmarcan en una situación de maltrato psicológico a una compañera del colectivo, con el fin de que las mujeres de su entorno conozcan lo ocurrido, sin caer en tergiversaciones y mentiras comunes en los agresores. También queremos mencionar que, en este caso, se trata de un compañero con formación suficiente como para reconocer este tipo de actitudes y que, además, han sido señaladas durante la relación y después de la misma. Desde el comienzo de la relación, toda la carga emocional la llevaba la compañera, siendo ella la que ejercía el papel socialmente asignado a las mujeres y dando unos cuidados que no eran recíprocos por parte de él. Esto genera una verticalidad en la relación, el marco de una serie de comportamientos en los que él se desentendía de la compañera, la hacía a un lado y no se preocupaba por sus sentimientos.

La relación acordada por ambas partes era de monogamia, pero él comenzó a traicionar ese acuerdo, manteniendo relaciones afectivas y de coqueteo con otras mujeres. Estas relaciones fomentaron inseguridades, complejos y falta de autoestima, que hacían mella en la compañera. A la hora de intentar tratar los celos que él estaba provocando, él, como mecanismo de defensa, se enfadaba, se victimizaba, culpabilizaba a la compañera. La situación provocó que aumentaran aún más los celos e en lugar de trabajar para deconstruirlo, así como una situación de coacción a la compañera, ya que no podía hablar de estos temas porque él se ponía a llorar o se enfadaba. Terceras confirmaron las relaciones afectivas que mantenía, incluso cuando llegaron a ser infidelidades en toda regla. Al pedirle explicaciones por haber traicionado el acuerdo de monogamia, el compañero culpó a la otra chica, diciendo que era ella quien se había lanzado y la descalificó, comportamiento bastante misógino, diciendo que ella era una pesada y no le dejaba en paz. La otra infidelidad fue con otras compañeras y decidió contarle una versión absolutamente falsa de lo que había ocurrido. Al principio, ni si quiera lo consideró una traición, sino que intentó normalizarlo y justificarlo, volcando las responsabilidades en su pareja que, según él, era una exagerada y no entendía ese tipo de conductas por su mentalidad  “romántica”.

Después de esto, en las vacaciones, hizo caso omiso a la relación, la cual descuidó sin ningún tipo de explicación, mientras que su pareja estaba pasando por una dura situación familiar, de la que se desentendió completamente. Ante esta situación, la compañera quiso romper la relación, pero él se negaba  y, así, impuso mediante chantaje emocional la continuidad de la misma, alegando que no podía estar sin ella. Esto es un claro ejemplo de violencia machista, en la que se nos arrebata cualquier autodeterminación sobre nuestra vida y nuestro cuerpo, los maltratadores respetan que NO es NO, ya sea para dejar una relación o para tener sexo. Además, ocultó el verdadero motivo por el cual descuidó completamente la relación, la duda de sus sentimientos por su pareja. Esta mentira también influye sobre la compañera: al no saber la verdad, no podía tomar una decisión adecuada acerca de la relación. Ante las infidelidades, la compañera tomó la determinación de abrir la relación. Sin embargo, él continuó el chantaje emocional y le decía que no podía estar con nadie más, a pesar de que los hechos se contradecían con sus palabras, entonces, la compañera cedió a cerrar de nuevo la relación.

El malestar y las inseguridades continuaron, sobre todo con una de las compañeras con las que él había sido infiel, con la que pasaba mucho tiempo y mantenía una relación muy cercana. Cuando su pareja se sentía incómoda o insegura y trataba de hablarlo, él se enfadaba, la llamaba celosa y la culpabilizaba. En un momento, esta compañera quiso hablar con la pareja de Ángel para contarle lo que pasó entre ellos, con el fin de aclarar las cosas y que no hubiese malestar ni hostilidad entre ellas. Entonces le comentó que quería hablar con su pareja y él trató de evitarlo mintiéndola de nuevo: le dijo que su pareja no quería hablar sobre ese tema  ni saber nada. A pesar de ello, las dos compañeras hablaron y, para su sorpresa, se dieron cuenta de que había mentido sobre lo ocurrido esa noche y que su pareja no sabía nada.

La compañera habló con Ángel y le expuso un análisis de su relación, señaló el maltrato psicológico que estaba ejerciendo y le advirtió para que dejase de chantajearla para que no le dejase. Concretamente, le señaló también el acoso y chantaje emocional que estaba ejerciendo por redes sociales. La compañera también le advirtió de que no fuese contando su versión a sus círculos cercanos para hacer presión indirecta sobre ella, también con el fin de continuar con la relación. En el contexto patriarcal, siempre se va a escuchar y va a tener más peso lo que diga un hombre por el mero hecho de serlo; adelantarte a lo que la compañera quiera señalar implica anular su análisis y que la gente tenga una idea preconcebida  en favor de él.  A pesar de recibir una crítica que, aparentemente, asumió, continuó con el acoso e intentó buscar apoyo en una amiga de su entonces ex-pareja para que la presionase, buscando así imponer su voluntad de continuar con la relación. También se dedicó a quitar legitimidad a la compañera que le había expuesto el análisis, malmetiendo de ella a su pareja, diciéndole que ella era una “feminazi”, que “no entendía su relación”, con el fin de aislarla y ponerla en contra de sus aliadas.

Tras romper el vínculo afectivo-sexual, de mutuo acuerdo,  decidió seguir manteniendo relaciones sexuales con su ex-pareja, pretexto que Ángel utilizó para seguir manipulando emocionalmente a la compañera. Además, se dedicó a criticar a otro hombre con el que su ex pareja estaba teniendo una relación, una vez más, provocando desconfianza e inseguridades en sus relaciones con otros hombres. Cabe destacar, también, dos ocasiones en las que la compañera señala dos relaciones sexuales en las que no hubo consentimiento explícito. Al pedirle una autocrítica general de todo lo ocurrido, el compañero decidió mentir de nuevo acerca de la infidelidad que había cometido con una compañera, sosteniendo que habían mantenido relaciones sexuales, lo cual desmentimos y condenamos como otra expresión más de machismo por su parte.

El balance general de lo ocurrido es que estamos ante un caso de manipulación, chantaje emocional y mentiras que se enmarcan en un contexto de maltrato psicológico continuado, conscientemente, tras recibir una crítica de una compañera, en el que el agresor trata de imponer constantemente su voluntad, en claro perjuicio de la compañera.

NINGUNA AGRESIÓN SIN RESPUESTA.

Instrumentalización de las mujeres en política

A escasos días de las elecciones generales, somos constantemente interpeladas, principalmente por los partidos mayoritarios, en esta campaña electoral. Desde que se hizo público que la mayoría de indecisas en el voto éramos mujeres, no hemos dejado de ser bombardeadas con propuestas específicas por dichos partidos.

Nos enmarcamos en un contexto histórico donde el auge del feminismo se constata con el aumento en número de organizaciones y colectivos feministas, además de en la multitudinaria marcha del 7N contra las violencias machistas, y, por supuesto, esto se ve reflejado también en los discursos de los políticos institucionales. En los debates, en las campañas, en los mítines, podemos observar a hombres abanderándose de la lucha de las mujeres, utilizando nuestra presencia en determinados partidos como armas arrojadizas contra la oposición. La apropiación del discurso feminista es palabrería detrás de la que se esconden verdaderas políticas machistas. Estas políticas machistas se han manifestado de múltiples y muy duras maneras durante el gobierno del Partido Popular. Cabe señalar la restricción de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres mediante la modificación de la Ley del Aborto, la no inclusión en las cifras de violencia machista de las mujeres que no son pareja o que no han estado hospitalizadas menos de 24 horas, los recortes en ayudas a mujeres víctimas de violencia de género, la violencia que se ejerce sobre las mujeres denunciantes desde unos Juzgados que poco tienen de especializados en violencia machista….

Y ahora, además, contamos con Ciudadanos, que, en su oferta de “cambio”, incluye la retirada del agravante de género que supondría no reconocer la violencia que se ejerce por parte de hombres hacia las mujeres por el hecho de ser mujeres.

Numerosos son los ejemplos de perpetuación de nuestra opresión en el seno de los partidos políticos, donde se dan casos de violencia machista silenciada, convirtiéndose así en reductos patriarcales con un discurso superficial. Una sociedad patriarcal que debemos trabajar por transformar radicalmente en todos y cada uno de sus aspectos en el que se engloban, por supuesto, las organizaciones políticas.

La apropiación del discurso feminista y su manejo al libre antojo por partidos inconsecuentes, supone también una dilución del mismo, lo vacía de contenido reivindicativo, pretende sustituir la lucha con reformas que pretenden la adecuación del feminismo a sistema de privilegios y al capitalismo más voraz.

Bajo estas políticas institucionales se encuentran los intereses económicos del capitalismo, de aquellos que se benefician de nuestra opresión, como dice Silvia Federici “el capitalismo ha obtenido y obtiene beneficio de lo que cocinamos, sonreímos y follamos”.

En el sistema actual, la única igualdad accesible es en el plano formal, en derechos y deberes y no la material, así que ponemos de manifiesto la contradicción de quienes se abanderan de la lucha de las mujeres, pero siempre en un marco capitalista.

La lucha por nuestra emancipación llegará con nuestra organización, con nuestro empoderamiento y nunca con pequeñas soluciones que palíen los efectos del patriarcado.mujer1

¡No permitiremos que nos quiten el feminismo!

MANIFIESTO CONTRA LOS FEMINICIDIOS

Una vez más, las feministas tomamos la palabra, en este 25 de noviembre para denunciar la violencia machista. Comenzamos por el listado, el agotador listado de violencias que sufrimos las mujeres desde hace siglos: desde abusos sexuales a las niñas, hasta las violaciones, pasando por la mutilación genital, el hostigamiento e intimidación sexual en el trabajo y otros ámbitos; el acoso callejero mediante piropos, … No debemos olvidarnos de la violencia simbólica que retroalimenta a la física: las Leyes de todos los Estados, los medios de comunicación, el refranero, los chistes, el lenguaje que nos ridiculiza y oculta…. Tampoco nos olvidamos de la violencia económica: las mujeres somos el 70 % de las personas que viven en la extrema pobreza en el mundo. En algunos países la diferencia salarial llega hasta el 80 %… Somos las empobrecidas, las desposeídas, las más lejanas a la sacrosanta y patriarcal propiedad privada.

Pero porque el sistema capitalista patriarcal y sus instituciones así lo quieren, hoy debemos recordar que también el embarazo forzoso es todo un acto de terrorismo machista. La modificación de la ley orgánica 2/2010 y de la ley 41/2002 que obliga a las mujeres de 16 y 17 años a obtener el consentimiento paterno/materno para interrumpir voluntariamente su embarazo, vulnera su libertad, autonomía, dignidad y salud, y deja en situación de desprotección precisamente a las que necesitan más garantías para ejercer su derecho. Aproximadamente 400 mujeres al año abortan sin consentimiento paterno/materno. Son aquellas que, por motivos de conflicto familiar o situaciones de violencia, no pueden contar con el apoyo familiar. El 87% de mujeres de 16 y 17 años informan a sus tutoras/res. Es absolutamente intolerable que los derechos de las mujeres sirvan de moneda de negociación entre el gobierno, la jerarquía católica y los grupos religiosos más fundamentalistas, así como que se utilice el Tribunal Constitucional para restringir el derecho al aborto. Las mujeres somos personas con autonomía moral para decidir, responsables y libres. Consideramos estos hechos una violencia hacia las mujeres.

EXIGIMOS que se pongan en marcha planes educativos y formación de género en la educación obligatoria como elemento de prevención de las violencias machistas así como que se implanten sistemas de protección que sirvan para empoderar a las supervivientes del terrorismo machista y que nunca se trate a las usuarias de las casas de acogida como si fueran delincuentes o incapaces, exigimos que se dejen de aplicar actitudes elitistas que merman aún más la autoestima de estas mujeres. Porque el sistema de protección actual incita a la superviviente a la sumisión total desde el momento en que quien se tiene que esconder, desterrar, dejar su trabajo, su casa y su vida es la víctima y no el agresor.

DENUNCIAMOS el perverso discurso machista que se está generando por parte de algunos colectivos e individuos que consideran que tanto las feministas como las mujeres supervivientes de violencia de género exageramos, mentimos y buscamos avivar la guerra de sexos. Denunciamos la misoginia y la irracionalidad de estos discursos.

El femicidio tiene su caldo de cultivo en la creencia en la inferioridad moral, física e intelectual de las mujeres. Falsa creencia, falsa creencia. Porque no, no somos el segundo sexo, no somos víctimas, somos poderosas. Tenemos la autoridad, la racionalidad y la verdad de nuestra parte. Somos sabias, somos potentes, somos alegres o serias, frías ocariñosas, genias, intelectuales, valientes, fuertes…¡Y si no nos respetan, nos haremos respetar!

Animamos a todas las mujeres a organizarse en los diferentes colectivos de lucha que existen y a todas las personas aquí presentes a transversalizar la cuestión de género y tenerla presente en toda nuestra actividad.

Por nosotras, por las que ya no están. BASTA YA!

 

 

LISTADO DE FEMINICIDIOS 2015:

  1. TERESA 70 AÑOS ELCHE
  2. NATIVIDAD 64 AÑOS ELCHE
  3. GISELA 69 AÑOS ALICANTE
  4. SANDRA 39 AÑOS TERRASA
  5. MARISA 46 AÑOS SALAMANCA
  6. EGLE 39 AÑOS RONDA
  7. ARACELI 55 AÑOS LANZAROTE
  8. MARÍA DEL CARMEN 48 AÑOS MADRID
  9. SUSANA 38 AÑOS VALENCIA
  10. MUJER DE 68 AÑOS LEÓN
  11. MUJER DE 59 AÑOS BARCELONA
  12. MUJER DESCONOCIDA BARCELONA
  13. HANANE 39 AÑOS DENIA
  14. TAMARA 23 AÑOS CÁCERES
  15. MUJER DE 81 AÑOS BARCELONA
  16. JEAN HELEN 77 AÑOS ALICANTE
  17. DAVINIA 30 AÑOS MÁLAGA
  18. MUJER DE 24 AÑOS LLEIDA
  19. MUJER DE 40 AÑOS HUELVA
  20. ROSEMARY 78 AÑOS ALICANTE
  21. ADRIANA 55 AÑOS MAJADAHONDA
  22. MUJER DE 29 AÑOS ÁLAVA
  23. JOAQUINA 83 AÑOS CÓRDOBA
  24. SOCORRO 43 AÑOS OURENSE
  25. FRANCISCA 47 AÑOS ALMERÍA
  26. MARICARMEN 48 AÑOS SEVILLA
  27. ISABEL 65 AÑOS OURENSE
  28. NOELIA 42 AÑOS LAS PALMAS
  29. GEMA 48 AÑOS DENIA
  30. ENCARNA 41 MADRID
  31. MARIA DEL ÁGUILA 50 AÑOS SEVILLA
  32. MUJER DE 70 AÑOS BARCELONA
  33. YELISA 39 AÑOS A CORUÑA
  34. Mº ANGELES 40 AÑOS CANTABRIA
  35. RILMA LILIANA 37 AÑOS IBIZA
  36. MUJER DE 36 AÑOS SORIA
  37. ANA MARÍA 45 AÑOS CASTELLÓN
  38. MUJER 41 AÑOS BARCELONA
  39. MUJER 66 AÑOS ALICANTE
  40. FRANCISCA 65 AÑOS ALBACETE
  41. BEATRIZ 30 AÑOS PONTEVEDRA
  42. FELICIDADE 68 AÑOS ASTURIES
  43. MUJER DE 60 AÑOS BARCELONA
  44. MUJER DE 36 AÑOS BARCELONA
  45. ANKA 22 AÑOS MADRID
  46. MARIA GRACIA 62 AÑOS SEVILLA
  47. LAURA 27 AÑOS TENERIFE
  48. NOMBRE NO CONOCIDO (NO OFICIAL) 11/07/2015 Edad no conocida
  49. Calella, Barcelona
  50. ROSARIO 60 AÑOS MÁLAGA
  51. SONIA 48 AÑOS ASTURIES
  52. DOLORES 41 AÑOS VALENCIA
  53. MUJER DE 33 AÑOS MALLORCA
  54. MUJER DE 73 AÑOS MADRID
  55. AMAIA 4 AÑOS PONTEVEDRA
  56. MARYNA 45 AÑOS BARCELONA
  57. MUJER DE 55 AÑOS BARCELONA
  58. MARINA 26 AÑOS CUENCA
  59. LAURA 24 AÑOS CUENCA
  60. LEIRE 34 AÑOS BILBAO
  61. OLGA 44 AÑOS BARCELONA
  62. OTILIA 68 AÑOS GRANADA
  63. ANTONIA 43 AÑOS JAÉN
  64. ANA 76 AÑOS TENERIFE
  65. SANDRA 45 AÑOS BARCELONA
  66. FEMINICIDO TRANSFÓBICO 41 AÑOS ALICANTE
  67. CRISTINA 14 AÑOS ALICANTE ASESINADA POR SU PADRASTRO
  68. AMAIA 4 AÑOS PONTEVEDRA ASESINADA POR SU PADRE
  69. CANDELA 9 AÑOS PONTEVEDRA ASESINADA POR SU PADRE
  70. NIÑA DE 7 AÑOS CASTELDEFELLS ASESINADA POR SU PADRE
  71. ALEJANDRO 3 AÑOS ASESINADO POR LA PAREJA DE SU MADRE
  72. NIÑA DE 10 AÑOS ALICANTE ASESINADA POR LA PAREJA DE SU MADRE
  73. CARLOS 6 AÑOS ALICANTE ASESINADO POR SU PADRE
  74. NIÑO DE 12 AÑOS CASTELLDEFELS ASESINADO POR SU PADRE
  75. DIVINA 46 AÑOS VIGO
  76. FUENSANTA 42 AÑOS VALENCIA
  77. ALMUDENA 39 AÑOS ERANDIO
  78. MAIMOUNA 23 AÑOS MURCIA
  79. SILVINA 33 AÑOS LUGO
  80. CARMEN 33 AÑOS PALENCIA
  81. IRIS 36 AÑOS TENERIFE
  82. CONCEPCIÓN 38 AÑOS PONTEVEDRA

 

NO SON MUERTES, SON ASESINATOS