Las mujeres no rogamos, luchamos

Ciudadanos, en un intento por lavar su imagen de cara a las elecciones generales, ha decidido sacar una campaña “por la igualdad” bajo el lema #LasMujeresPedimosPaso.

El lema ya es una muestra de machismo en sí, puesto que alude a que las mujeres debemos pedir permiso, reclamando buenas formas para poder acceder a lo que  nos pertenece por el simple hecho de ser personas.

Es muy hipócrita que pidan buenas formas cuando 93 mujeres han sido asesinadas por violencia machista este año, cuando nos vemos discriminadas en todos los ámbitos y al quejarnos, se nos tacha de histéricas.

Si nos quieren sumisas, nos tendrán combativas. No pediremos por favor que nos sean devueltos los derechos, sino que los conquistaremos, cueste lo que cueste, por las buenas o por las malas.

Anuncios

COSIFICACIÓN

Especial dedicación a todos esos hombres que están intentando deconstruirse, a todos esos que quieren aprender pero no les enseñamos, a esos que de verdad están intentando revisar sus actitudes machistas:

La cosificación es la despersonificación de las mujeres y es la base de la forma patriarcal de relacionarnos. No tener el respeto de exponer vuestras intenciones ni interesaros por las nuestras es una forma de objetificacion.
Se nos priva de poder decidir si queremos tener sexo de una noche, si nos interesa ser vuestras amigas, si nos apetece tener una relación y de decidir si preferimos que esta sea abierta o cerrada. En esa toma de decisiones sin consenso nos imponéis vuestra voluntad. Nos ocultáis que solo queréis acostaros con nosotras obviando que esas también pueden ser nuestras intenciones y dando por hecho que nuestro interés es sentimental y romántico. Cambiáis vuestro trato hacia nosotras cuando os rechazamos o cuando conseguís de nosotras lo que queríais en un primer momento. Dais por hecho que mantenemos una relación monógama con vosotros porque lleváis X meses quedando con nosotras. No respetáis que no queramos nada con vosotros insistiendo para conseguir vuestros propósitos.
No queremos que nos juréis amor eterno para tener relaciones sexuales, no queremos que utilicéis tretas para conquistarnos como si fuésemos objetos sin capacidad de decisión, no queremos mentiras, no vamos a permitir que nos tratéis como objetos que ya habéis utilizado y no os interesan. Queremos tener determinación sobre nuestras relaciones y nuestras vidas. Somos perfectamente capaces de analizar los roles patriarcales en el ámbito personal y vamos a combatir vuestro machismo interiorizado por las buenas… O por las malas.